Los suplementos de aceite de pescado y vitamina D no previenen la fibrilación auricular

Por Ernie Mundell
Reportero de HealthDay

FRIDAY, 13 de noviembre de 2020 (HealthDay News) — Millones de personas toman un suplemento de aceite de pescado o de vitamina D con la esperanza de evitar una serie de males. Pero un nuevo estudio halla que los nutrientes no protegen contra el común y potencial trastorno del ritmo cardíaco conocido como fibrilación auricular.

La «fibrilación auricular» afecta a unos 2,7 millones de estadounidenses y puede provocar complicaciones como coágulos sanguíneos, accidentes cerebrovasculares e incluso insuficiencia cardíaca. El riesgo de fibrilación auricular aumenta con la edad, la presión arterial alta y el consumo excesivo de alcohol, y puede ser más común en algunas familias.

Los resultados del estudio «no apoyan el uso de ácidos grasos omega-3 marinos o de vitamina D para prevenir la fibrilación auricular», dijo la autora principal, la Dra. Christine Albert. Es presidenta fundadora del Departamento de Cardiología del Instituto del Corazón Smidt del Centro Médico Cedars-Sinaí, en Los Ángeles.

Por otra parte, «los resultados proporcionan la seguridad de que estos suplementos no aumentan el riesgo general de fibrilación auricular y parecen ser generalmente seguros para los pacientes que toman estos suplementos por otras razones», dijo Albert en un comunicado de prensa de la Asociación Americana del Corazón.

Su equipo presentó los resultados hoy en la reunión anual virtual de la AHA de este año.

Según los investigadores, las investigaciones anteriores no han proporcionado respuestas claras sobre los beneficios o los perjuicios de la vitamina D y los ácidos grasos omega-3 en lo que respecta a la fibrilación auricular.

Este estudio de cinco años incluyó a más de 25.000 adultos, de 50 años o más, sin antecedentes de fibrilación auricular. Se trataba de determinar si los suplementos de vitamina D3 de 2.000 UI/día o de 840 mg/día de ácidos grasos omega-3 reducían el riesgo de desarrollar la arritmia cardíaca.

Durante el estudio, el 3,6% de los participantes en general llegaron a desarrollar fibrilación auricular. Pero no hubo una diferencia estadísticamente significativa en el riesgo de fibrilación auricular entre las personas que tomaron los suplementos de ácidos grasos omega-3 y/o los suplementos de vitamina D3 frente a las que tomaron un placebo.

El Dr. Mitchell Weinberg es jefe de cardiología en el Hospital Universitario de Staten Island en la ciudad de Nueva York. No participó en la nueva investigación, pero dijo que los hallazgos fueron «poco sorprendentes».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.