Epidemiología

El estudio epidemiológico a gran escala realizado en cinco ciudades por el Instituto Nacional de Salud Mental de los Estados Unidos (el estudio NIMH-ECA, 1982-1984) produjo estimaciones de prevalencia a un año de 0,8 a 2,2% en las cinco ciudades, con una media de 1,6 ± 0,2% (E.S.). Las estimaciones de prevalencia a lo largo de la vida (excluyendo a los individuos con depresión mayor comórbida, esquizofrenia o síndrome cerebral orgánico) fueron del 1,7 ± 0,1% (S.E.). Estas estimaciones pueden ser altas, ya que ambos estudios utilizaron entrevistadores legos entrenados para administrar una entrevista diagnóstica estructurada. Los estudios en los que participaron psiquiatras informaron de tasas de prevalencia más bajas.

Los dos estudios epidemiológicos más grandes realizados por Karno et al. en 1988 y Weissman et al. en 1994 utilizaron entrevistadores legos entrenados para administrar una entrevista diagnóstica estructurada. Encontraron que las tasas de prevalencia del TOC en un año oscilaban entre el 0,8% y el 2,3% (media = 1,6%). La fiabilidad y la validez de estas tasas han sido cuestionadas por varios investigadores. Un nuevo análisis de los datos de Karno et al. descubrió que menos del 20% de los casos de TOC cumplían los criterios de diagnóstico cuando los entrevistadores legos los volvían a entrevistar un año después. Dado que Weissman et al. utilizaron los mismos métodos, es de suponer que esos resultados se vean afectados de forma similar.

Stein et al. diseñaron en 1997 un estudio de prevalencia en la comunidad para superar los problemas inherentes al uso de entrevistadores legos. Los individuos identificados mediante entrevistas estructuradas a legos como probables casos de TOC o de TOC subclínico fueron entrevistados de nuevo con instrumentos estructurados por una enfermera de investigación muy experimentada. La enfermera revisó sus resultados con el investigador principal, que asignó todos los diagnósticos, y buscó información adicional cuando se le indicó. Sólo al 24% de los individuos identificados como casos probables de TOC se les asignó un diagnóstico de investigación de TOC. La tasa de prevalencia ponderada al mes del TOC DSM-IV resultante para toda la muestra fue del 0,6% (intervalo de confianza del 95% = 0,3% – 0,8%). Dado que no se volvió a entrevistar a los sujetos que no informaron de obsesiones o compulsiones a los entrevistadores legos, es posible que no se hayan detectado algunos casos de TOC, lo que da lugar a una subestimación de la verdadera prevalencia.

En 1998, Koran, Leventhal, Fireman y Jocobson (datos no publicados) estudiaron las tasas de prevalencia del TOC clínicamente reconocido en un gran plan de salud de prepago, el Kaiser Northern California Health Plan, que tiene más de 1,8 millones de miembros. Las revisiones de los historiales de todos los casos con un diagnóstico de TOC en la base de datos informatizada del plan produjeron una tasa de prevalencia tratada durante un año del 0,095% en adultos de 18 años o más. Esto es menos del 10% de las tasas comunicadas por Karno et al. y Weissman et al., y sólo el 15% de la tasa más conservadora comunicada por Stein et al..

Las tasas de prevalencia del TOC comunicadas en estudios comunitarios y de atención primaria superan con creces la tasa de prevalencia clínicamente reconocida en la base de datos de Kaiser. A pesar de las posibles razones para la subestimación en esta base de datos, y para la sobreestimación del TOC clínicamente significativo en estudios anteriores, la diferencia sugiere que muchos miembros de Kaiser con TOC clínicamente significativo no reciben tratamiento. Se desconoce la proporción de individuos no tratados entre los que tienen otras formas de seguro médico, pero, dado el retraso en la búsqueda de tratamiento señalado anteriormente, es razonable sospechar que es igualmente grande.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.